jueves, 24 de noviembre de 2016

Omnia - Laura Gallego

¿Cómo lleváis la semana? ¡Ánimo, que ya queda menos para el fin de semana!

Hoy os traigo una nueva reseña, pero esta vez mucho más actual que la del martes, concretamente de una obra publicada hace algunos meses. La última novela de Laura Gallego, Omnia. ¿La habéis leído?

Pero antes que nada, como es la primera vez que reseño a la autora (aunque tengo otra reseña suya pendiente), os la presento:

La autora.

Laura Gallego
Laura Gallego (Valencia, 1977) es una autora española de literatura juvenil, especializada en temática fantástica. Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Valencia y en 1999 ganó el premio El Barco de Vapor con Finis Mundi, una novela ambientada en la Edad Media. En 2002 volvió a obtener el mismo galardón con La leyenda del rey errante.

Actualmente, su obra publicada comprende 25 novelas juveniles y algunos cuentos infantiles, con más de dos millones de ejemplares vendidos solo en España y traducciones a 16 idiomas. Sus obras más populares entre los jóvenes lectores son Crónicas de la torre, Dos velas para el diablo, Alas de fuego, Alas negras y, especialmente, la trilogía Memorias de Idhún.
En 2012 su novela Donde los árboles cantan fue galardonada con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil.

Ficha técnica.

Portada de la novela
Título: Omnia.
Autor: Laura Gallego.
Género: Novela juvenil - Fantástica.
Nº páginas: 288.
Editorial: Montena.
Edición: 2016.
Formato: Tapa dura y ebook.
ISBN: 9788490435809.
Precio aproximado: 13.95€.

Sinopsis.

Solo tienes que imaginar… Porque cualquier cosa que imagines, existe en Omnia.

Todo el mundo sabe que en Omnia, la gran tienda virtual, puedes comprar cualquier cosa. En su catálogo encontrarás todo lo que puedas imaginar, e incluso objetos que ni siquiera sabías que existían. Por eso, cuando Nico tira a la basura por accidente el peluche favorito de su hermana pequeña, no duda en buscar en su web uno igual para reemplazarlo. Pero un error informático inesperado lo conducirá hasta el mismo corazón de Omnia, un inmenso y extraordinario almacén en el que la búsqueda del peluche será solo el comienzo de una emocionante aventura.

Argumento.

Claudia tiene un peluche preferido. Es un conejo que perteneció a su madre y el pobre está hecho polvo. Pero es su juguete predilecto y aunque está mil veces zurcido y da bastante pena, ella no puede dormir sin el conejo. Un día, haciendo limpieza en casa y desechando juguetes para donarlos, Nico tira por error el conejo de peluche de su hermana.

El disgusto de Claudia es tal que Nico decide recurrir a internet, concretamente a Omnia, una conocida tienda virtual en la que tienen todo lo que puedas imaginarte (vamos, casi como Amazon pero con un poco más de fantasía, jajaja). Y en el catálogo virtual de Omnia, Nico encuentra un conejo exactamente igual que el de su hermana pero, cuando va a comprarlo, un error informático hace que el conejo desaparezca sin dejar ni rastro. Así que Nico decide ir a la oficina de atención al cliente a preguntar y, al no obtener una respuesta satisfactoria, decide adentrarse en Omnia y buscar él mismo ese peluche en el almacén.

Pero la cosa se va a complicar un poquito más de lo que Nico pensaba, y salir de las entrañas de Omnia y volver a casa con un nuevo peluche para Claudia no va a ser tan fácil como él había pensado.

Opinión personal.

Si algo tiene la prosa de Laura Gallego es que, sea cual sea la historia, te la lees de un tirón y casi sin darte cuenta. Dos novelas que he leído de ella y con las dos me ha pasado lo mismo. Con una prosa sencilla pero muy correcta y capítulos muy cortitos, la valenciana consigue atraparte en esa mágica atmósfera que sabe crear en sus libros. Porque si por algo se caracterizan sus historias, al menos las dos que yo he leído es por eso, son mágicas. Pero en el sentido de que tienen el poder de transportarte a tu niñez y contagiarte de esa inocencia e ilusión que pretende transmitir en sus historias. Y ya, solo por eso, independientemente de la calidad de la historia, a mí me vale la pena. Pero vamos a centrarnos en Omnia.

Teniendo en cuenta que es una novela juvenil (infantil-preadolescentes diría yo más bien), la historia está bastante bien. La trama es interesante, tiene su dosis de fantasía y su pizca de misterio, justa para intrigar al lector y que viva con Nico sus aventuras por el gran recinto de Omnia. Y está escrita de forma que engancha, eso lo consigue hasta con el lector adulto… Solo que si lees la historia con 33 años como tengo yo pues se te queda el argumento corto, con poca sustancia… Por eso he dicho que no olvidemos que es una novela juvenil.

Los personajes están perfilados bastante por encima, pero para las exigencias del lector al que va dirigida esta novela es más que suficiente. Además, aparecen muchísimos personajes pero algunos lo hacen durante un capítulo o dos a lo sumo, por lo que tampoco es necesario profundizar mucho en ellos. Y con tal desfile de personajes y los sobresaltos en los que Nico se ve envuelto, es casi imposible aburrirse a lo largo de las escasas 300 páginas de Omnia.

Con esto que os he dicho os podéis imaginar que esta novela me ha gustado ¿no? Si bien es verdad que la he leído después de otra novela de la autora (que os reseñaré un poco más adelante) y que me gustó más que ésta, por lo que me decepcioné un poco, pero considerando la edad para la que yo considero que va dirigida esta novela (11-14/15 años), es una buena historia y pasa el examen con nota.

Conclusión.

Omnia es una novela en la que los jóvenes lectores se sumergirán en el mágico corazón de una gigantesca empresa de juguetes (disfrutarán con la parte del almacén sin duda) y vivirán con Nico una divertida aventura plagada de robots y seres extraños, aunque algunos muy entrañables, en la búsqueda de un peluche perdido. Una historia muy recomendable si tenéis hij@s, herman@s, sobrin@s entre los 11 y los 14 años.


Valoración global: 4/5.

martes, 22 de noviembre de 2016

El último judío - Noah Gordon

¡Muy buenos días a tod@s!

Hoy os traigo una nueva reseña. Esta vez toca una novela que, aunque tiene ya sus años, es de esas intemporales que perduran durante los años porque es un autor que, aunque por desgracia decidió dejar de escribir, ha logrado meterse entre los Grandes con las ya publicadas.

Se trata nada más y nada menos que de Noah Gordon, al que ya os presenté en la reseña de “El médico” y cuya biografía, por si hay alguien que no lo conociera, podéis ver aquí.


Portada de la edición de mi ejemplar
Título: El último judío.
Autor: Noah Gordon.
Género: Novela histórica.
Nº páginas: 447.
Editorial: Ediciones B.
Edición: 2005.
Formato: Tapa dura con sobrecubierta y caja.
ISBN: 84-666-2624-7
Precio aproximado: 12.95€.

Sinopsis.

El último judío toma como punto de partida la expulsión de los judíos en la España del siglo XV y como protagonista al joven Yonah Toledano. Cuando Yonah es separado de los únicos miembros de su familia que quedan con vida, se ve forzado a abandonar su hogar en busca de un nuevo lugar donde poder establecerse sin tener que renunciar a sus creencias.

Contrario a la conversión e involucrado además en la investigación del robo de reliquias, inicia un largo periplo por la España de la Inquisición, durante el cual deberá recurrir a su ingenio para salvaguardar su secreto. Los continuos cambios de identidad y de oficio serán duros de encajar, pero las dificultades no harán sino forjar su personalidad y reafirmar sus orígenes.

Desde sus días de pobreza y soledad hasta sus últimos años como reputado médico, seguimos la vida de este extraordinario personaje y de un no menos interesante periodo histórico, en el que las traiciones e intrigas estaban a la orden del día.

El viaje iniciático de Yonah le sirve a Noah Gordon, autor de El médico, como eje central de una novela que, a modo de tapiz, abarca desde la descripción minuciosa de los acontecimientos históricos y el análisis de la compleja convivencia entre judíos y cristianos, hasta la disección de la vida interior de un hombre sometido a unas circunstancias excepcionales.

Argumento.

Yonah tiene 15 años cuando los Reyes Católicos aprueban el decreto que expulsa a los judíos del Reino a no ser que se conviertan al Cristianismo. Muchos de ellos se convirtieron a la nueva religión, otros muchos murieron perseguidos y otros consiguieron huir. La familia de Yonah fue de los del segundo grupo, pero nuestro protagonista, obviamente no.

Reacio a la conversión, Yonah emprende la huída a través de distintas ciudades de España, adoptando una identidad falsa y realizando distintos trabajos para ganarse la vida, mientras busca a los culpables del robo de una reliquia sagrada, motivo por el que asesinaron a su hermano. ¿Conseguirá Yonah permanecer en España, burlando a la Inquisición, hasta encontrar al asesino de su hermano?

Opinión personal.

Noah Gordon
Leí esta novela hace ya bastante tiempo y fue mi segunda incursión con Noah Gordon, pues ya había leído El Médico antes. Si recordáis mi reseña sobre El Médico, os dije que me había costado mucho arrancar con la lectura pero que, una vez me enganché, no hubo manera de parar. Con El último judío fue un poco distinto. La acción comienza prácticamente desde el principio; la historia arranca con el asesinato del hermano d Yonah y, a raíz de ahí, van sucediéndose los sobresaltos uno tras otro. Es decir, la novela es movidita desde el principio. No te da tiempo a aburrirte.

Por lo demás cuenta con todos los ingredientes de una novela de Gordon: personajes bien perfilados, especialmente Yonah, ya que la novela gira alrededor de él, una historia interesante, una muy bien documentada ambientación, increíbles descripciones y una prosa elegante, cuidada, que hacen de El último judío una lectura ágil, fluida, pese a sus más de 400 páginas. Es más, yo la leí en casi nada de tiempo.

Es cierto que guarda muchas similitudes con El médico. La cultura judía muy presente, un personaje principal que emprende un largo viaje y se ve obligado a cambiar de identidad, ambos terminan ejerciendo la medicina como profesión… Pero aunque tienen todos estos aspectos en común y la lectura de una puede recordarnos a la otra en algunas ocasiones, son historias muy diferentes. Y si tuviese que recomendar un orden de lectura, pese a que son historias distintas que nada tienen que ver entre sí, recomendaría la lectura de El último judío antes que la saga de El médico, ya que, la obra cumbre de Gordon es tan soberbia, que deja a esta novela muy pequeña a su lado y, aunque no es ni mucho menos mala, sí que es verdad que no se disfruta como se debe si has leído El médico anteriormente.

Conclusión.

El último judío es una deliciosa novela histórica que nos muestra un periodo, quizá menos trillado en literatura, como es la expulsión de los judíos de España, tras el edicto promulgado por los Reyes Católicos. Una trama interesante, que no dará respiro al lector, que vivirá con Yonah una trepidante huida por distintas ciudades (y cárceles) de la España del siglo XV, con una exquisita ambientación e increíblemente detallada.


Valoración global: 4/5.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Cazadores de libros: cultura al alcance de todos

¿Qué tal lleváis el fin de semana?

Hoy os traigo una entradita en la que os cuento una iniciativa que, nacida en Sevilla, se está extendiendo por toda España. Y como ya llevo más o menos un mes familiarizándome con ella, creo que ya tengo bastante información como para contárosla. Se trata de Cazadores de Libros.

¿En qué se basa esta iniciativa?

La idea es muy parecida a la del Bookcrossing, que ya os expliqué su día y qué, para quien quiera recordarlo, puede leer aquí. Es decir, la cabeza pensante de esta actividad, que en Sevilla está causando furor, lo que quería era convertir la ciudad en una biblioteca pública, en la que los libros estén al alcance de todos.

Hasta aquí, la idea es la misma que la del Bookcrossing, pero ¿Cuál es la diferencia? ¿Qué tiene Cazadores de Libros que lo hace diferente?

Pues, que mientras en Bookcrossing se apunta sin más, en el Diario de a bordo del libro, donde vas a dejarlo, en Cazadores de Libros se hace en forma de juego. Tú escondes el libro y dejas una serie de pistas gráficas para que los cazadores averigüen el lugar donde ha sido escondido y que el más rápido sea el que se lleve el premio.

Tras la caza, obviamente debes volver a liberar el libro en otro lugar, continuando de esta manera el juego, que otros lo cacen y que éste vaya circulando de un lado a otro para que todos lo disfruten.

Obviamente hay quien aprovecha la buena fe de los demás, que ceden voluntariamente sus libros para este juego y se los quedan, sacándolos de la circulación y perdiéndose su pista. A mí misma me ha pasado; llevaré metida en el grupo de Facebook (ya que la iniciativa nació en esta red social) más o menos un mes, y he liberado seis libros. Pues de esos seis, solamente dos han sido cazados por un cazador “legal”, de los cuatro restantes nunca más se supo, desaparecieron sin dejar ni rastro. Pero bueno, es algo que sabía y a lo que te expones, al fin y al cabo dejas el libro en mitad de la calle, aunque lo dejes escondido.

Pero he de decir que, el hecho de tener que averiguar donde lo han escondido y tener que buscar la zona y encontrar un determinado arbusto o un agujero en una pared y llegar y encontrar el libro allí, esperándote, mola. Es divertido. Tanto que en Sevilla ha sido todo un exitazo, ya somos más de 26.000 miembros en Facebook y se liberan alrededor de 20-30 libros diarios (a veces incluso más), normal con tantísima gente.


Sé que el creador de Cazadores de Libros ha creado grupos en otras ciudades de España y ha buscado administradores que se hagan cargo de dichos grupos, así que si te interesa probarlo, solamente tienes que poner en el buscador de Facebook: “Cazadores de Libros + el nombre de tu ciudad” (Ejemplo: Cazadores de Libros Málaga) y probar suerte. Y si hay grupo en tu ciudad, ¡anímate a cazar alguno! ¡Y contribuye a convertir tu ciudad en una biblioteca al aire libre!

viernes, 18 de noviembre de 2016

¿Qué pasó cuando se terminaron las perdices? - Gema Tacón

¡Buenos días!

Hoy os traigo una nueva reseña, pero esta vez sí es de una novela que lleva poquito tiempo en el mercado, concretamente un par de meses. Se trata de ¿Qué pasó cuando se terminaron las perdices?, una novela corta escrita por Gema Tacón, que llamó mi atención en cuanto supe de su existencia y cuya crónica de presentación en Sevilla os traje hace algunos días. Pero antes de entrar “en harina”, os voy a presentar a la autora, puesto que es la primera vez que aparece en este blog.

La autora.

Gema Tacón
Gema Tacón nació en Cádiz en 1981. Estudió en el Liceo Sagrado Corazón. Actualmente es propietaria de una cafetería biblioteca “La buhardilla” y es una de las principales promotoras de la cultura en San Fernando.

Siendo una fiel creedora de que no hay metas a las que no se pueda llegar, luchadora, creativa e incansable, serían algunos de sus atributos más notorios.

La primera novela de la saga “La reina de las Sombras”, “Escondida”, representa su debut en el mundo literario. Posteriormente publicaría el segundo volumen de esta saga, “Vencida”, ambos pertenecientes al género fantástico y “¿Qué pasó cuando se terminaron las perdices?”, una novela a caballo entre los géneros chick-lit, humorístico y erótico.

(Biografía extraída de Editorial Multiverso, excepto el último párrafo que es redacción propia del blog).

Ficha Técnica.

Portada de la obra
Autor: Gema Tacón.
Género: Novela romántica – chick-lit.
Nº páginas: 206.
Editorial: Multiverso.
Edición: 2016.
Formato: Tapa blanda y ebook.
ISBN: 978-8494558467
Precio aproximado: 15.31€.

Sinopsis.

Ariel, nuestra protagonista, se reencuentra con sus amigas de la infancia, pensando que ella es la que ha terminado peor parada de todas, hasta que descubre que no todo es lo que parece. Los problemas matrimoniales, personales y cotidianos son más comunes de lo que creía en un principio e intenta ayudar de la mejor manera que sabe, siendo ella misma. El único inconveniente, es que pese a sus buenas intenciones, el caos y la mala suerte la siguen allá donde vaya, convirtiendo la vida de todo el que la rodea en una locura.

Su mundo de libertad y soltería se ve alterado cuando se enamora de un hombre del que tan solo conoce la primera letra de su apellido y quien parece saber demasiado de ella.  De pronto, como si no tuviese ya bastante con lo que lidiar, aparece en escena Jim, que le regala sonrisas y amor eterno a diario. ¿Logrará solucionarles la vida a sus amigas y a ella misma o las empeorará? Descúbrelo tú mismo en esta trepidante novela de intriga, amor y comedia, que no te dejará indiferente. La misma que hará que te replantees si los finales felices realmente existieron tal y como nos contaron desde nuestra niñez.

Argumento.

En realidad la sinopsis es tan amplía que podría obviar esta sección de la reseña, porque ella sola os cuenta bastante de la novela pero ¡vamos allá!

Ariel no es otra que la Sirenita, en su versión humana, 15 años después del cuento de Disney, se reencuentra con varias amigas, que no son otras que Blancanieves, Yasmine, Aurora, Bella y Mérida. En esa peculiar reunión descubre que aquello de “fueron felices y comieron perdices” no solo no se ha cumplido en su caso, en el del resto de princesas tampoco, y cada una de ellas tiene sus propios problemas de pareja.

Ariel, en un afán de consejera matrimonial, y por petición expresa de las interesadas, pasa de casa en casa una semana con cada una de ellas y, más que arreglar las cosas, va liándola parda allá donde va.

Y aparte de esto está su historia con el señor B, un “desconocido” con el que ha iniciado un affaire, que lo sabe todo de ella y tiene la extraordinaria habilidad de aparecer en todo momento (incluso en los más indeseados). ¿Conseguirá Ariel arreglar su vida y las de sus amigas? Para saberlo, ¡tendrás que leer esta novela!

Opinión personal.

Cuando supe de la existencia de esta novela me dije: “ve a la presentación, no te la pierdas”, más que nada porque, de haber leído solamente la sinopsis, me conozco y no la habría leído. Pero a mí me metes la palabra Disney de por medio, sea en el contexto que sea, y ya me vale, soy así de simple. Seguí mi corazonada y terminé leyendo esta novela.

Lo primero, cuando leo una novela tipo chick-lit, aunque esta no entre dentro de la clasificación estricta del género, pero es al que más se acerca, no me planteo encontrar un novelón, sino más bien una novela que me sirva para dispersar la mente, olvidarme del resto de obligaciones y problemas y, si puedo reírme, mejor. Las altas expectativas son un arma de doble filo para todo, y con las novelas románticas, como no son santo de mi devoción, prefiero sorprenderme con lo que me pueda encontrar.

Y encontré una curiosa y simpática historia, fuera de lo habitual por lo especial de sus personajes, a veces un tanto desfasada pero ¡que aburrida sería la vida sin un poco de locura!

Gema Tacón nos presenta a unas princesas Disney que crecieron, ¿con qué edad se casaban las princesas en las pelis? ¿16? ¿17?, pero… ¿eso no se supone que es ilegal? Jajaja. Bueno, que ellas crecieron a la par que nosotras y todas nos dimos cuenta que lo del príncipe azul es puro mito y que no es oro todo lo que reluce. Y que la vida es eso que pasaba mientras ellas cantaban con cervatillos y cangrejos, y se estaban perdiendo lo mejor (el día que le cante a un cangrejo os contaré, igual es divertido y todo).

La historia nos la cuenta Ariel, y bueno, deciros que la pobre es el colmo del desastre es poco… Si pensáis que vuestra vida va mal, ¡dad gracias a Dios de no tener a la Sirenita cerca! Jaja. Es una historia divertida, tiene algunos puntos muy buenos, y que diga eso yo que me cuesta lo mío reírme con una novela, ya es mucho. No os voy a mentir, en alguna cosilla es un poco predecible, porque yo sabía quién era el enigmático Señor B casi desde el principio, pero tampoco es un detalle que te estropee la novela, no es como cuando descubres quien es el asesino de una novela negra y todavía te quedan 200 páginas para terminarla.

¿Qué pasó cuando se terminaron las perdices? está escrita de una manera sencilla, sin florituras, con un lenguaje llano y sin complicaciones, por lo que las páginas pasan volando. De hecho te la puedes leer en un rato. Los personajes están bien perfilados (de hecho hay un capítulo expresamente para cada uno) y algo que me gustó mucho, y que no suele pasarme en este género, es la originalidad a la hora de escoger portada porque ¡¡estoy harta de ver las mismas portadas en las novelas románticas!! Pero esa es otra historia de la que hablaremos en otra ocasión…

Voy a sacarle una pega, aunque es una nimiedad (pero algo había que sacarle, ¿no?), y es que la novela necesita una revisión para ser redonda (dentro de lo que se le puede pedir a su género, claro está). No tiene muchas faltas de ortografía, no es algo que clame al cielo tampoco. De hecho faltas ortográficas creo que solo encontré una o dos, pero si hay bastantes más errores tipográficos de estos que se cometen al teclear demasiado rápido y alternar el orden de algunas letras (algo que a todos nos pasa de vez en cuando). Ya os digo que no es algo grave ni que imposibilite la lectura, porque tampoco está plagada de ellos, pero sería bueno tenerlo en cuenta de cara a próximas ediciones.

Como ya os dije cuando os hablé de la presentación, la autora comentó que está inmersa en la escritura de la segunda parte, por lo que, tras leer la primera, os aseguro que leeré la siguiente, por algo será…

Conclusión.

¿Qué paso cuando se terminaron las perdices? es una historia original que mezcla lo tradicional de los cuentos de nuestra infancia con la actualidad de nuestra vida cotidiana, contada de una forma divertida y descarada que te hará pasar un buen rato imaginando lo que todas nos hemos preguntado alguna vez ¿Cómo sería la vida de esas princesas de Disney después de sus idílicas bodas con los apuestos príncipes? Ya sabemos por qué nunca nos lo contó el bueno de Walt… XD


Valoración global: 3.5/5

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Cielos de barro - Dulce Chacón

¿Qué tal lleváis la semana?

Hoy os traigo una nueva reseña. No es una novedad, prometo que la próxima será una novela reciente, que ya tengo varias pendientes, pero es que resulta que esta obra es la última que hemos leído en el club de lectura que dirijo en Sevilla, así que toca reseñarla antes de que se me olvide todo. Se trata de “Cielos de barro” de Dulce Chacón, una autora que yo no había leído nunca, así que lo primero de todo, vamos a conocerla un poquito:

La autora.

Dulce Chacón
Dulce Chacón nació en Zafra (Badajoz), el 3 de junio de 1954. Fue escritora, dramaturga y poeta. El tema central de su obra habla de la represión franquista, especialmente de la situación de las mujeres en aquella época.

Aunque fue muy precoz en su inicio como escritora, su primer libro no vio la luz hasta 1992. Fue un poemario titulado “Querrán ponerle nombre”. A éste seguirían “Las palabras de la piedra” (1993) y “Contra el desprestigio de la altura” (1995), ambas obras poéticas.

En 1996 se estrenaba en el mundo de la novela, publicando “Algún amor que no mate”,  a la que siguieron “Blanca vuela mañana” (1997),  “Matadora” (1998) y “Háblame, musa, de aquel varón” (1998). En este mismo año, muy productivo en su carrera, estrenó su primera obra teatral “Segunda mano”.

Posteriormente escribió “Háblame”, también en 1998, y en 1999 publica el poemario “Matar al ángel” y la novela “Cielos de barro”, reseña que os traigo hoy y por la que ganó el premio Azorín del año 2000.

En 2003, y tras más de cuatro años de documentación, publica sus últimas obras: la novela “La voz dormida” y el poemario ”Cuatro gotas”. Falleció el 3 de diciembre de 2003 debido a un fulminante cáncer de páncreas. Era la hermana gemela de la también escritora Inma Chacón.


Ficha técnica.

Autor: Dulce Chacón.
Género: Novela histórica – costumbrista.
Nº páginas: 320.
Editorial: Planeta.
Edición: 2001.
Formato: Tapa blanda y ebook
ISBN: 9788408074731.
Precio aproximado: 8.95€.

Sinopsis.

Cielos de barro arranca como una novela de intriga, un crimen múltiple y la búsqueda de su autor, pero es mucho más que eso. Las historias que surgen en la reconstrucción de ese trágico suceso nos hablan de pasiones sublimes y rastreras, como el amor y el odio familiares, los enfrentamientos entre amos y siervos, la pasión erótica y el ruido y la furia de las guerras.

Argumento.

El libro gira en torno a la investigación de un crimen múltiple y la búsqueda del culpable. En esta historia vamos a encontrar las pesquisas del comisario, limitándose exclusivamente a sus charlas con el abuelo del supuesto culpable, Don Antonio, que nos cuenta, con el hablar de los pueblos antiguos, lo que él sabe en cuanto al crimen y los antecedentes que dieron al mismo, todo con el objeto de demostrar la inocencia de su nieto, que permanece recluido en los calabozos.

La historia contada de labios de Don Antonio se alterna, capítulo a capítulo, con dichos antecedentes para meternos en situación y comprender los motivos que desencadenaron a dicho crimen y conocer quién ha sido  realmente el culpable del mismo.

Opinión personal.

Si os digo la verdad, comencé este libro con poca predisposición, intuyendo que no iba a ser de mi agrado, pero resignada a leerlo por ser el que la mayoría de los miembros del club de lectura votaron. Y no es que haya parecido una novela inolvidable, pero tampoco está tan mal como me temía.


En primer lugar, me costó un poco acostumbrarme al lenguaje del libro, ya que está escrito de manera que Don Antonio, un anciano sin estudios que ha crecido y vivido toda su vida en un pueblo de la España de la posguerra, nos pone al día sobre el rumbo que van tomando los acontecimientos. En ciertas ocasiones, la prosa en estos capítulos me recordaba a la novela “El camino”, de Miguel Delibes, por ese tono que al hablar adoptaba el personaje. Pero, aunque en los primeros capítulos cuesta adaptarse a este lenguaje, terminas acostumbrándote.

Dulce Chacón alternó estos capítulos con la historia que desencadenó en el crimen. La historia de una familia bien asentada en el pueblo, con sus propios dramas, en los que los rencores familiares entre sus miembros marcan las relaciones de una u otra manera: desde la incomprensión de la familia hacia la hija monja que cae en los delirios del amor, hasta la honda pena por verse obligado a abandonar el lugar donde han arraigado tus sentimientos y sin el que te encuentras perdido, pasando por infidelidades o la inconformidad familiar por una herencia mal repartida.

Rencillas familiares que llegan a tornarse un auténtico problema y que terminan desembocando en un crimen múltiple del que no se conoce el culpable, aunque si se barajan varios sospechosos.

He de admitiros que, como ya os he dicho otras veces, cuando se narran dos historias paralelas, una actúa en detrimento de la otra, y en este caso, la que captó más mi atención (y la de la mayor parte de los miembros de mi club de lectura), fue la historia familiar, quedando los capítulos en los que habla Don Antonio en segundo plano. Hasta que, en el tramo final de la novela, ambas historias se funden en una sola.

Esta novela comenzó sin engancharme demasiado, pero fue ganando en intensidad conforme iba avanzando en sus páginas. Y no esperaba para nada el final que toma, es decir, que ni remotamente me imaginé quién fue la mano ejecutora del crimen, ahí la autora logró sorprenderme, cosa que me ha gustado.

No os hablo de la ambientación porque, aunque la Guerra Civil y los años posteriores a ésta quedan patentes a lo largo de toda la obra, lo hace solamente como telón de fondo, ya que toda la obra transcurre en una finca y sus inmediaciones. No hay batallas ni asuntos políticos de por medio.

Cielos de barro es una novela coral, con infinidad de personajes, sin perfilar profundamente ninguno, salvo quizás a Don Antonio, el narrador de la historia. Una novela que va de menos a más y que al final me ha gustado más de lo que esperaba cuando comencé a leerla.

Conclusión.

Cielos de barro es una novela con un ambiente histórico y un crimen múltiple como trasfondo pero que se centra especialmente en sus personajes y en sus vidas diarias y preocupaciones en una época tan dura como lo fue la España de la posguerra. Una novela para disfrutarla sin exigencias de ningún tipo, pues de lo contrario no te llegará.


Valoración global: 3.5/5.

lunes, 14 de noviembre de 2016

#DesafíoDickens

¡Buenísimos lunes a tod@s!

Hoy comienzo las publicaciones de esta semana trayendo un desafío, de esos que tanto nos gustan en la blogosfera y a los que no dudamos en lanzarnos de cabeza, aunque estemos hasta arriba de obligaciones.


De hecho yo me encuentro preparando una oposición, compaginando con mi propio negocio, mejorando mi nivel en dos idiomas, en pleno programa de entrenamiento físico personal y sin tiempo para apenas nada pero… ¿quién dijo miedo? Total, si no duermo ningún día antes de la una de la madrugada, en algo habrá que invertir el tiempo, jajaja.

Se trata de un reto que nos propone Jan, al que todos conoceréis casi seguro, y si no ya estáis tardando en visitar su maravilloso blog "Trotalibros" y que ha titulado #DesafioDickens, así tal cual, para que también lo comentemos vía Twitter.

¿Y en qué consiste dicho desafío?

Pues en leer a Dickens, por supuesto. Y como el autor es uno de mis eternos pendientes, allá que me lanzo.

Concretamente consiste en leer un total de siete obras de Dickens (aunque yo voy a leer ocho), en un plazo de 14 meses, a razón de una novela cada dos meses. Bastante asequible ¿no? Concretamente, el calendario a seguir es éste:

  • ·         Cuentos de Navidad (Noviembre-Diciembre 2016). Aquí yo voy a incluir también su célebre Canción de Navidad, que voy a releer, ya que la última vez que lo leí fue hace muchos años.


  • ·         Los papeles póstumos del Club Pickwick (Enero-Febrero 2017).
  • ·         David Copperfield (Marzo-Abril 2017).
  • ·         Oliver Twist (Mayo-Junio 2017).
  • ·         Grandes esperanzas (Julio-Agosto 2017).
  • ·         Historia de dos ciudades (Septiembre-Octubre 2017).
  • ·         Nuestro amigo en común (Noviembre-Diciembre 2017).


Por supuesto, dentro del desafío entra el reseñar cada obra en el plazo establecido, y para ello, yo ya tengo preparadito mi ejemplar de Cuentos de Navidad, para empezarlo en cuanto termine un par de lecturas que ya tengo casi finiquitadas.


¿Qué os parece? Si lo completamos más de veinte blogs, Jan organizará un sorteíto entre todos los que lo terminen. ¿Os animáis?

sábado, 12 de noviembre de 2016

Literatura&Palomitas: Yo antes de ti.

¡Buenos y felices sábados!

Si el otro día os traía la reseña de la novela, era por la sencilla razón de que pensaba haceros también la crítica de la película, antes de que se me olvidase. Si me hubieran dicho hace meses que iba a ver esta película, lo habría negado insistentemente, porque no soy muy aficionada a las películas románticas en plan dramón y, como ya había leído la novela, me imaginaba que la película sería por el estilo. Además que algunas amigas ya la habían visto, por lo que tenía noticias de gente llorando en las salas de cine. Pero resulta que me monté en un vuelo con destino a Londres y el avión incluía esta película en los ordenadores de a bordo… Y yo tenía poco más de dos horas por delante y nada mejor que hacer, así que…

Hoy os voy a comentar la adaptación cinematográfica de Yo antes de ti:


Año: 2016.
Duración: 110 minutos.
País: Reino Unido.
Género: Drama romántico.
Directora: Thea Sharrock.
Guionista: Jojo Moyes.
Reparto Principal:
Louisa Clark – Emilia Clarke.
Will Traynor – Sam Claflin.
Nathan – Steve Peacocke.
Steven Traynor – Charles Dance.
Camilla Traynor – Janet McTeer.
Patrick – Matthew Lewis.
Katrina Clark – Jenna Coleman.

Tráiler.


Sinopsis.

Louisa Clark es una entusiasta, parlanchina, ingenua y alegre veinteañera que jamás ha salido de su pueblo, y que debe buscar urgentemente un trabajo para mantener a su familia. En su camino se cruza con Will Traynor, un exitoso hombre de negocios que gusta del deporte de riesgo y que también creció en el mismo pueblo, al que tras sufrir un accidente de tránsito queda tetrapléjico en silla de ruedas. Debido a su condición, este ex aventurero ha caído en una profunda amargura, por lo que está cada vez más decidido a suicidarse. El trabajo de Lou será cuidar a Will. Será entonces cuando la determinación, la dulzura y el optimismo de Lou harán que Will comprenda que la vida es algo que merece la pena vivir.

Opinión personal.

Si alguien me dijese, antes de aventurarme a ver la película, que me iba a gustar una adaptación cinematográfica casi más que la novela, hubiese jurado una y otra vez que no. Menos aun tratándose de Yo antes de ti, una novela que me pareció bastante normalita, cuya protagonista no era santo de mi devoción.

Pero resulta que mientras la veía, suspendida en el aire en aquel avión rumbo a Londres, me lleve una grata sorpresa. La protagonista, que en la novela me resultó una verdadera pánfila, en la película no es tan exagerada. Si bien es cierto que la actriz se adapta bien al personaje, y que han querido que conserve ese puntillo “un tanto exótico” de Lou, en la película no me cayó tan mal como en el libro. Lo que es un punto a favor, porque si en una historia, ya sea novela o película, te cae mal la protagonista, mal vamos.


El resto de personajes, a mi juicio, se ajustan fielmente a su descripción en la novela, así como la historia. Obviamente hay muchas cosas que se han eliminado, como en todas las adaptaciones cinematográficas, porque es imposible meterlo todo en dos horas de película.

 Pero me ha parecido una adaptación bastante buena, es más, me quedo con mejores recuerdos de la película que de la novela, aunque parezca un sacrilegio decir esto. Pero en cuestión de gustos no hay nada escrito e, insisto, esto no es más que mi opinión personal y cada uno tiene la suya, siendo todas igualmente respetables.

De hecho el final, la última escena, que no es exacta a la que transcurre en la novela, me ha gustado bastante más que en la historia original (el detalle de las medias es genial :P).

En definitiva, Yo antes de ti (la película), es una adaptación bastante fiel a la historia original (por algo se ha encargado de hacerla la misma autora), con la que pasaréis un buen rato viendo una historia romántica atípica. Tal y como dije en la reseña de la novela, si eres una persona sensible y de lágrima fácil, te recomiendo que la veas con un paquete de pañuelos a la mano, y si no eres de esas personas, siéntate, relájate, y disfruta de esta bonita historia.


Valoración global: 4/5.